LLÁMANOS   (+571) 3228328 - 5260936 whatsapp(+57) 3213024788 whatsapp(+57) 3212169961 whatsapp(+57) 316 87 20 838
GAITAN-88

Alquiler de Finca cuenta 70 años del Bogotazo.

Alquiler de Finca cuenta 70 años del Bogotazo.
5 (100%) 10 votos

En Fincas en Arriendo también estuvo en la conmemoración de los 70 años sobre el asesinato del político Jorge Eliecer Gaitán, que desato una revuelta violenta que cambio la historia de Colombia. “Un 9 de abril de 1948”.En esta revuelta violenta dejo cientos de cuerpos acribillados por las calles de Bogotá y el país, transformo su historia para siempre.

Este día dejo huellas imborrables en toda Colombia, pareciera que Gaitán se hubiese quedado corto al decir que la normalidad tardaría 50 años en volver. Este fatídico día acabaron con la vida del caudillo con tres disparos y la última de las muertes de esa tarde pasó alrededor de cuatro horas en los diferentes lugares de Bogotá, fallecieron entre 500 y 2.500 personas y este suceso se extendió a muchas regiones de nuestro país. Además, fue un día donde hubo destrucción y esta revuelta duro más de cuatro horas en la que disparaban a todo lo que se movía.

Antes de morir Jorge Eliecer Gaitán participa de grandes discursos que buscaba lograr la presidencia de Colombia como líder del partido liberal, era un político carismático que lograba concentraciones multitudinarias y en ese entonces tuvo éxito para acercarse al pueblo, ningún político había logrado este hecho.

BOGOTAZO-2--logo

Este líder político era muy humilde, lograba tener multitudes de personas alrededor, sin ninguna seguridad o policías que lo alejaran de la gente, el caudillo colombiano se hizo así mismo y por esto tuvo eco en este país.

Su aspecto físico indígena ayudo a generar simpatía entre el electorado, cuando le hicieron fotos pidió que le sacaran los más indio de su figura. Una de las causas del Bogotazo, fue el cierre  de las élites colombianas entre las que casi logra colar Gaitán porque logro que la oligarquía de esta época sintiese solidaridad de clase.

Este suceso violento llego a la calma porque entre liberales y conservadores llegaron a un pacto nacional que consolidaron el Frente Nacional, como un acuerdo entre los dos partidos hegemónicos que gobernaban a Colombia y que le dio vida al bipartidismo hasta el inicio del siglo XXI.

El 9 de abril de 1948, es un día histórico, donde se observó cómo la gente tomo un sentido del poder y se vio la expresión de dolor de un pueblo ante la muerte de un hombre que sentía que iba a ayudarles.

Este  hecho fue irracional del pueblo donde se desbordo y se justifica que al pueblo  se le debe gobernar y no infantilizarlo, fue un despliegue de violencia donde 147 casas quedaron destruidas, El palacio,  que hoy es la Casa de Nariño, no llego a ser incendiado ya que la Guardia Presidencial habían francotiradores que disparan indiscriminadamente a la columna que se acercaba para prenderle fuego.

Fincas en Arriendo cuenta estos hechos tristes de nuestra historia colombiana, además  nace la violencia de un país como el conflicto armado, no era nuevo que antes del año 1948, y desde esa tarde el enfrentamiento político adquirió nuevas dimensiones. Desafortunadamente fue la semilla de la violencia colombiana  que tomo otras formas.

Las consecuencias se multiplicaron con enormes ataques en todo el país entre conservadores y liberales, lo que dio origen  a unas guerrillas organizadas por los últimos años y es conocida como la violencia de 50 años que ha azotado a nuestro pueblo colombiano.

Fidel Castro fue un actor principal de este hecho lamentable para nuestro país, porque sirvió de inspiración para quien años después sería la imagen de la revolución de Latinoamérica y otras partes del mundo. Además, la visita de Fidel Castro  es un hecho conocido  por académicos  de la historia de nuestro país, porque venían analizar la  vida y pensamiento de Gaitán  y ese día  se celebraba la IX Conferencia Panamericana que le daría origen a la  Organización de  Estados Americanos OEA.

Los estudiantes de ciertos países vecinos como Cuba, organizaron un congreso estudiantil para reclamar por el imperialismo, la devolución del Canal de Panamá y de las  Islas Malvinas, la Independencia de Puerto Rico y la dictadura en República Dominicana.

Fidel Castro era un joven de 22 años que se reunió  con nuestro caudillo el 7 de abril de 1948, quien le entrego un discurso y la oración  de la paz y dos días, después se sumó a la turba que reclamaba y quería tumbar el gobierno conservador de Mariano Ospina, formando parte de las primeras líneas donde se veían destruyendo oficinas del congreso y se vio cerca de la estación de la policía, donde se querían apoderar de fusiles, pero ya se los habían llevado. Y tomo los gases lacrimógenos para sumarse  a los grupos armados.

Nuestro caudillo Jorge Eliecer Gaitán  era considerado un líder inadmisible para la época, porque no pertenecía a las elites  de los expresidentes que tuvieran abuelos  que también fueron mandatarios.

Nuestra historia cuenta que era un líder que diez años antes de su asesinato reunía al pueblo para hacer marchas y la gente se agolpaba en las plazas a escucharlo y esto asusto a la clase política porque lo veía en ascenso.

El partido del Gaitanismo era un movimiento bien organizado con una estructura muy potente, rompiendo los esquemas de partido liberal  y conservador, logro romper el muy arraigado elitismo de la época, su inédita forma de hacer política hizo replica para los políticos en las siguientes décadas para pedir el voto a la gente.

Finca en Arriendo cuenta que los efectos del Bogotazo, fue un fenómeno que se multiplicó por todo el país como en Cúcuta, Cartagena, Medellín, esto desato más violencia y provoco desplazamiento de las personas  a las grandes ciudades.

Después de 70 años de este hecho llamado “EL Bogotazo”, dio origen  a la aniquilación del rival político en la que un contendor político puede asesinarse, desafortunadamente, este episodio transformo  a Colombia para siempre.

Fincas en Arriendo cuenta el deceso de este líder político, donde sonaron tres disparos  y  la detonación retumba en el reloj de la torre de la Iglesia de San Francisco, en el centro de Bogotá a la 1.05 p.m. donde  Gaitán se tambaleo y levanto sus brazos y abrió las manos para sostenerse de alguien al frente del edificio Agustín Nieto, donde tenía su oficina.

Acaba de bajar con un grupo de amigos que celebran su victoria jurídica como abogado al defender al teniente Jesús María Cortes, que fue acusado de asesinar al periodista conservador Eudoro Galarza Ossa y en medio de las tertulias se  decía que era el mejor penalista de la época y uno de los más brillantes abogados de la universidad Nacional, donde se había graduado en el año 1.925. Ese viernes 9 de abril de 1948, los periódicos informaban de la IX Conferencia Internacional de Estados Americanos que se celebraba en Bogotá.

En la puerta Jorge Eliecer Gaitán se adelantó y tomo del brazo a Mendoza Mendieta Neira y en voz baja dijo “Tengo que hablarte de un proyecto que nos conviene poner en marcha”. Fueron sus últimas palabras, Tres de los disparos lo impactaron en la cabeza y la espalda y el cuarto balazo perforo el sombrero de Mendoza Mendieta, que siguió la trayectoria y se clavó en una pared de la edificación.

bogotazo--33-logo

En medio de la calle Juan Roa Sierra quien tenía un revolver 32 corto marca lechuza,  contempla la escena durante un instante y emprendió la huida hacia el sur, sin embargo el dragoneante Carlos Alberto Jiménez lo intercepta y coloca su arma en uno de los costados, mientras lo desarma y alcanza a ver el distintivo y le dice “No me mate, mi Cabo” y luego hicieron un recorrido  para refugiarlo y llegaron a una droguería donde se refugió pero  los golpes de la gente enardecida e hicieron que se desgonzara completamente, lo tomaron de los pies y lo amarraron con corbatas  por la séptima hacia el sur, con el eco “Mataron a Gaitán”.

Cuando recibió los disparos nuestro caudillo alcanzo a  llegar con vida a la clínica central con  síntomas de un “paciente de gravedad”, quien lo recibió fue el medico Hernando  Guerrero que realizo todos los protocolos y le sorprendió la cantidad de sangre  y reconoció quien estaba en la camilla  y a pesar de sus esfuerzos en intentar detener la hemorragia, no había notado el balazo de la cabeza y como Gaitán no respondía y no encontraba el pulso, dio la hora de muerte.

En ese momento sus colegas abrieron la ventana del cuarto de la clínica  y comunicaron a los pávidos ambulantes que su líder había fallecido y se desato una revuelta y entro un hombre e intento herir  a los médicos,  porque supuestamente habían dicho que Gaitán había fallecido una inyección mal puesta, una señora sin permiso entra a la clínica y toma un pañuelo y lo moja con la sangre de su líder  lo guarda en su chaqueta  como un recuerdo y  varias personas hacen los mismo.

Pronto llegan ríos de gente  y Bogotá ardía y la clínica no daba abasto para atender tanto herido, tuvieron que recurrir a los pasillos, a la cafetería, al garaje, cualquier lugar que sirviera para atender la catástrofe.

Al siguiente día  se acabaron las gazas, hilos, vendas, medicamentos y el medico Hernando Guerrero, sale en  una ambulancia rumbo a otro hospital a buscar medicinas y mientras tanto se cosían heridas con agujas e hilos de sastrería, porque no había más. Con el conductor regresaron a la clínica esquivando muertos, balas y piedras y se refugiaron  debajo de las sillas para no morir. Desafortunadamente con la muerte de Juan Roa Sierra, en este caso tampoco se pudo despejar por quien fue planeado este hecho.

Dejar Comentario