LLÁMANOS   (+571) 3228328 - 5260936 whatsapp(+57) 3213024788 whatsapp(+57) 3212169961 whatsapp(+57) 316 87 20 838
Cabañas-en-Alquiler-Trae-El-Aguardiente-Colombiano-2-min
  • 13 febrero, 2018
  • PorDaniela Baptista
  • Blog
  • 0

Cabañas en Alquiler Trae El Aguardiente Colombiano.

Cabañas en Alquiler Trae El Aguardiente Colombiano.
5 (100%) 14 votos

Si busca un trago fuerte, en todos los departamentos de Colombia tienen autorización para producirlo. Ya que no hay celebración colombiana sin aguardiente. Es una bebida que brindamos con ella y hasta le echamos un chorrito a los muertos.

Contaremos historias del Aguardiente como:

La palabra aguardiente viene del latino azua ardens. Antes de ser considerado licor era un remedio catalogado como “agua de vida”, que los médicos lo llamaban la “medicina que traía alegría y hacia olvidar el dolor”.

Otra historia que viene de los viejos bogotanos a mediados del siglo XX era reunirse a “tomar onces” y tomar aguardiente. Lo pusieron así por las once letras que tiene la palabra. Cuente y vera: a-g-u-a-r-d-i-e-n-t-e. Colombia se ha llevado el record Guinness de la mayor cata de aguardiente anisado en la historia.

Ha sido una bebida motivadora porque ha inspirado muchas canciones, desde boleros y trovas paisas hasta vallenatos y joropos. Aquí podrás reconocer los 3 himnos anisados:

  1. Vivo tomando aguardiente, del llanero Armando Martínez.

  1. El aguardientero, de la leyenda viva del vallenato Alfredo Gutiérrez.

  1. Aguardiente pal chofer, un clásico popular de Joaquín Bedoya.

Su receta tradicional incluye jugo de caña, agua, alcohol y anís estrellado. La caña de azúcar es un legado árabe trasladado por los españoles. Si quiere descrestar cuando está bebiendo en nuestras Cabañas En Alquiler, cuente que el responsable de importarla fue Cristóbal Colon.

Para nosotros los colombianos, se calcula que bebemos la bobadita de 87 millones de litros de guaro al año. Somos extraordinarios bebedores como catadores, especialmente en las fiestas, ya que es un país por tradición alegre.

El aguardiente en los últimos 20 años, ha bajado un 40 por ciento de grados de alcohol y encontramos unos guarilaques si azúcar con un promedio de 28 grados. Es importante porque es conocido a nivel mundial.

Nuestro guaro es producido en   quince departamentos: Meta, Norte de Santander, Caquetá, Choco, Nariño, Putumayo, Valle del Cauca, Antioquia, Cundinamarca, Caldas, Tolima,  Cauca, Bolívar,  Huila y Boyacá.

Tiene decenas de apodos, pero fijo no conocía los siguientes: chorro, gota, nectorade, diésel, salvavidas, transparentico, embellecedor, tresparrandas, malacaroso, amarguito, photoshop líquido.

Historia del Aguardiente.

La mejor historia del Aguardiente es que el conquistador Cristóbal Colon, trajo consigo la caña de azúcar, la panela, la miel, además de incluirla en nuestra  gastronomía colombiana por ser un “liquido agridulce y que recordó a los indios la palabra quechua: guarapo”.

En la época de la conquista  los indios eran consumidores de chicha, pero cuando ingreso el licor nuevo los cautivo y siguieron consumiéndolo  como un gran presente a cambio de tabaco, que fue su legado a los españoles.

En el siglo XV la caña de azúcar paso a ser producida en gran escala y se convirtió  un producto importante y atractivo para el mercado mundial y así fue introducida en Brasil y allí se empezó a cultivar la caña de azúcar. La caña de azúcar hizo raíces en Brasil y es parte de su historia por ser una bebida eminentemente brasileña. Es una identidad personal por su gusto u origen.

Misterio del Aguardiente.

Es un líquido que fue descubierto por los moros y los primeros en purificar vino para obtener alcohol. Los padres del Aguardiente son  Arnau de Villavona y Ramón Llull, fueron los que descubrieron los secretos de alquitara, destilación y perfeccionar su técnica.

Influyo mucho  las preparaciones  médicas y farmacéuticas del alcohol, ya que se popularizaron el aguardiente y así se fue mejorando los ingredientes de azúcar, limón, naranja, flores de azagar, pétalos de rosa, granos de anís y hasta pepitas de oro.

El Anís.

Es la esencia del aguardiente por sus semillas de anetol, que es la base para su fabricación. El emperador Carlomagno cultivo en sus dominios en los año de 812 ya que tenía propiedades importantes como: estimulante, excelente para las salsas y eficaz carminativo,  remedia los gases estomacales, suspende las crisis de hipo, es diurético, calma la sed, es afrodisiaco. Es una planta que encierra la semilla del anetol, además de ser la base de su fabricación.

Aguardientes Anisados.

Estos aguardientes son obtenidos por destilación  de macerados de anís, con aditamentos de otros alimentos como aromáticas, con alcoholes autorizados o por disolución  en los mismos componentes y con una graduación alcohólica superior al 30%.

Se considera tres tipos de aguardientes anisados, teniendo en cuenta su contenido de azúcar:

  • Anisado seco. Sin azúcar o con un contenido de azúcar inferior a los 20 gramos por litro.
  • Anisado semiseco. Con un contenido de azúcar inferior a los 20 y 100 gramos por litro.
  • Anisado dulce. Su contenido de azúcar es de más de 100 gramos por litro.

El Aguardiente en América.

Cabañas en Alquiler cuenta  que el conquistador Cristóbal Colon, trajo la caña de azúcar en su segundo viaje y con los primeros cultivos  se empezó a fabricar el aguardiente y un siglo más tarde se consumía más que la chicha.

Estaba creciendo tanto el consumo, que las autoridades vieron en la producción del aguardiente un buen negocio y también se dieron cuenta que se debía controlar su consumo. En el año de 1.700 se dictó la cedula real que establecía el embargo del aguardiente utilizando el sistema de arrendamiento. De esa manera se le entregaba la exclusividad a alguien que gozara de la honestidad de la comunidad, pero esta medida no resulto, ya que muchas chicherías seguían acaparando gran parte del negocio. Fue entonces que 1.731 se dio la orden de extinguir toda la producción de aguardiente de caña y se prohibió la saca a cualquier persona.

La cedula real expresaba los riesgos de consumir aguardiente en la ciudad:” con la continuada embriaguez que cometen los más abominables pecados y escaseaba de oficiales y evitar robos, muertes violentas y vicios perjudiciales al buen gobierno, paz y quietud”.

La medida no tuvo mucho éxito porque florecieron  los negocios clandestinos  y obligo a forzar un decreto nuevo, en el año de 1.760 a arrendar a particulares. Y en el siglo XIX  hubo  restricción de consumo.

En el año 1.905 se monopolizo los licores del Estado y quince años más tarde fue fundada la Fábrica de licores y desde el siglo XVII, las cañas que trajo Colon, siguen siendo un licor muy apetecido.

El Aguardiente en Colombia.

Según nuestra historia Colombiana, los indios dieron como regalo de bienvenida el Tabaco y como contraprestación Colon, les entrego la caña de azúcar, la panela, la miel y una bebida que probada fue agridulce.

En Colombia el consumo del licor debe ser notable en aquella época, pues las recaudaciones  por este concepto arrojaban un rendimiento halagador, gracias a una real orden del 24 mayo de 1.788, que elevaba del 6% al 18.5% el impuesto de cada botija de aguardiente.

La cultura del aguardiente hizo que se pensara en la primera fábrica, que existió en el siglo XVIII, José Antonio Benítez nos cuenta que en 1784 y 1787, fue construida para elaborar Aguardiente mientras que el primer telar tuvo origen en 1.790.

Cabañas en Alquiler narra cómo hubo una ampliación de comercialización del aguardiente, la chibcha y el guarapo, llamo la atención de los oficiales del rey y adhirió argumentos de índole social y moral y esto permitió controlar la bebida  para el estado.

El primer intento de  prohibición fue 1.758 y luego Fernando IV se limitó a dar  normas sobre la higiene de la preparación y solo vendría a recibir un severo golpe oficial en 1.948 durante el gobierno de Ospina Pérez y por iniciativa del Ministerio de Higiene.

En la Nueva Granada termina aventajándose el aguardiente en un proceso de experimentación entre diferentes formas de intervención estatal en su fabricación y ventas, que buscaba ante todo lucrarse lo más posible de una renta de grandes beneficios, terminando con la administración directa de los gobiernos departamentales.

Su elaboración comienza con la fabricación del alcohol, que se prepara a base de miel virgen, levadura, azúcar y agua, estos productos son seleccionados y preparados y celosamente controlados para que su  materia prima sea básicamente y en grados precisos, el principio primordial en la fabricación del primer producto de la licorera colombiana.

El aguardiente se prepara a partir de sus materias primas. Son diferentes aguardientes, la fórmula es exclusiva de cada licorera, sin embargo en nuestro país, cumple con una normatividad por el Icontec, el código fiscal de cada departamento y la ley de licores de 1.994.

Cabañas-en-Alquiler-Trae-El-Aguardiente-Colombiano-1-min

Cabañas en Alquiler trae la historia del Aguardiente, ya que es un licor que no puede faltar en las juergas, certámenes de nuestro país, los colombianos como extranjeros, pasan un  rato agradable con sus amigos y grupos familiares.

Nuestros colombianos somos una raza agradable, mostrando cada día del  año porque somos el pueblo más agradable y rumbero  de  América Latina, con nuestros  diferentes aguardientes para ofrecer y alegrar nuestras fiestas.

Para conocimientos de nuestros lectores en Colombia solo quedan 6 licoreras de  las 19 que habían que son: Antioquia, Caldas, Cundinamarca, Cauca, Valle y Boyacá. Las más grandes les maquilan lo licores a los departamentos que se quedaron sin licorera como:

Antioquia fabrica el doble anís del Huila, mientras Caldas produce el aguardiente Nariño, el Aguardiente Putumayo, el Llanero, el Extra de Caquetá, el Extra de Norte de Santander y Platino del Choco. Cada región considera su aguardiente como el de mejor sabor, el que no da guayabo.

Daniela Baptista

Dejar Comentario

¡Suscríbete y Gana una Estadía Gratis!

Calendario

octubre 2018
LMXJVSD
« sep  
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031