LLÁMANOS   (+571) 3228328 - 5260936 whatsapp(+57) 3213024788whatsapp(+57) 3212169961 whatsapp(+57) 3168720838
De panela y campesinos
  • 09/06/2019
  • PorDaniela Baptista
  • Blog
  • 1

De panela y campesinos

¡Saludos apreciados amigos! Una vez más nos complace tenerlos en este espacio dedicado a ustedes. A contarles de los mejores eventos a los que pueden asistir en el país. Y también, ofrecerles nuestros mejores planes turísticos para que disfruten plenamente. Nuestras Fincas en Antioquia serán una excelente oportunidad de disfrutar del plan que les queremos contar hoy. Así como habrán disfrutado de los días en el Quindío y de las deliciosas muestras culturales cafeteras. En nuestra entrada anterior exploramos un poquito el mundo del café, una de las bebidas más populares a nivel mundial. Además, nuestro producto estrella en el mundo (aunque ocupemos apenas el tercer puesto de producción en el ámbito global).

Presente en la literatura, en el cine y en la vida diaria. El café es protagonista en cada ámbito de la vida, su presencia constante es inocultable. Un producto que, como pudimos ver, es muy versátil. Con todo, su mayor éxito mundial siempre será la clásica y estimulante bebida. Ese oscuro líquido que no es extraño en ningún rincón del planeta y que tiene, también, variadas presentaciones. Curiosamente, no es el único producto (ni la única bebida) que esté tan arraigado a nuestras costumbres, a nuestra cultura. Sí, somos un país cafetero por excelencia, pero también de una fuerte raigambre panelera. La panela es también un producto del que nos podemos sentir orgullosos como colombianos.

Fincas en Antioquia

Dulce tesoro

Además, así como el café, la panela es un producto sumamente flexible. Se convierte en una bebida dulce y energizante (agua de panela, agüepanela o aguapanela, ¡también hay diversidad en sus nombres!). Esta deliciosa bebida puede servirse caliente (generalmente es así) o también fría. Para este servidor es un deleite beber un refrescante vaso de agüepanela con limón, a cualquier hora y con cualquier clima. Pero, además es un apetecible acompañante de distintos alimentos: mazamorra paisa o plátano melao (así, con el dejo valluno en la «o»). Por si fuera poco, es ingrediente indispensable en melcochas, maní confitado y cocadas. De modo que la gastronomía se ha beneficiado bastante de la placentera presencia de la panela. Para los que, como yo, aman los alimentos dulces, la panela constituye una compañía maravillosa, un «dulce tesoro».

Este sencillo, pero exquisito, producto no es exclusivo de nuestro país. De hecho, llegó hasta nosotros con la llegada de los españoles. En casi toda América (y con los más diversos nombres) la panela hace parte de la gastronomía popular. También en Asia la panela es conocida, apreciada y consumida considerablemente. Países como Pakistán, Laos, Sri Lanka o la India tienen sus propias y deliciosas versiones. Los cultivos de caña de azúcar eran propios de Granada, Málaga o las Islas Canarias. Estas prácticas agrícolas fueron introducidas a América en la época de la Conquista, en Colombia aproximadamente en el año 1538.

En Colombia

Con la caña llegaron los trapiches y la cultura panelera de la que hoy nos sentimos tan satisfechos. Una de las exiguas cosas buenas que nos legó el forzoso mestizaje, ¿verdad? Desde entonces, la molienda en los trapiches (en principio asignada a los esclavos), hace parte de la cultura de nuestro país. Con el tiempo (¡y hasta hoy!), los campesinos fueron los encargados de mantener cultivos de caña, trapiches y producción panelera. Han sido ellos los que mantuvieron y enriquecieron la herencia agraria y gastronómica que nos trajo la caña de azúcar. Fueron ellos los que fomentaron y apuntalaron la industria de la caña y sus productos, en los que la panela reina. Un trabajo sin tregua, arduo, comprometido y loable.

Los olvidamos con tanta frecuencia que da tristeza. Por eso se merecen una mención especial. A los campesinos de nuestra patria, me refiero. A esas nobles gentes que encuentran el propósito de su vida en el cuidado y el cultivo de la tierra. A los que dedican sus años a perfeccionar el arte de la agricultura, del equilibrio con el medio ambiente. A esas mujeres y esos hombres que se levantan a la madrugada con el fin hacer de producir sus campos. Día a día, sin descanso, con paciencia y alegría. A quienes han hecho del sostén de un país su trabajo diario. A ellos, que desde niños aprenden el valor del campo, la importancia fundamental del cuidado de la tierra. A los que hacen de nuestra nación una despensa abundante y colorida: ¡Mil gracias!

Gracias por cada día

Sí, gracias por seguir presentes cada día, por permanecer firmes en sus labores cotidianas. Esas faenas valiosas, indispensables para nuestra existencia como sociedad. Un quehacer que, probablemente, nos dejaría extenuados a la primera intención a aquellos que no estamos acostumbrados. Tomar las herramientas de las actividades propias del campo y desempeñarse apropiadamente con ellas no resulta tan fácil como creeríamos. No obstante, bien valdría la pena intentarlo alguna vez. La satisfacción que se puede hallar en el trabajo con la tierra es un raro y agradable incentivo. La paciencia, la perseverancia y la disciplina que pueden obtenerse de ese trabajo son recompensas imponderables. Acercarnos un poco a la experiencia habitual de los campesinos podría ser un magnífico primer paso para valorarlos más.

Por eso es tan significativo cuando se les dedica un día a reconocer su labor. En Campamento, Antioquia, se celebran anualmente las Fiestas Tradicionales del Campesino y la Panela. Este municipio antioqueño goza de un agradable clima templado que promedia los 20 grados centígrados. Su gente (son menos de 10 mil habitantes) es amable, cálida, entrañable, como suelen ser los paisas en general. El turista es recibido como si llegara a su propia casa, como si fuera de la familia. Llegar a Campamento es sumergirse en la alegría y la cordialidad de su gente, en el espíritu festivo del lugar.

Fincas en Antioquia

A celebrar…

Allí, en ese pequeño y acogedor municipio del norte de Antioquia, se les rinde homenaje a los campesinos cada año. El campesino y la panela son objeto de distinción y deferencia por algunos días. La celebración del día del campesino cuenta con divertidas actividades, caminatas ecológicas, música en vivo, muestras culturales, gastronómicas y deportivas. Son días de jolgorio, de alegría y de agradecimiento. La edición 2019 de las Fiestas Tradicionales del Campesino y la Panela es la número 20. En esta oportunidad, además del viaje en «Chiva» (bus escalera), podrás hacer un ilustrativo recorrido por fincas paneleras. Conocerás la historia de la panela, su proceso de producción y el profundo compromiso ecológico de los trapiches visitados.

La diversión está asegurada, alista tu maleta, pregúntanos por nuestras Fincas en Antioquia y apresúrate a reservar con nosotros. Conoce el precioso municipio de Campamento, Antioquia, ubicado a poco más de 140 kilómetros de Medellín. Disfruta de sus hermosos paisajes, de la amabilidad de su gente y de las espectaculares actividades que tienen preparadas para ti. Prepárate para un fin de semana delicioso que te dejará grandes sorpresas y muchas satisfacciones. Del 21 al 24 de junio se llevará a cabo la vigésima edición de las Fiestas Tradicionales del Campesino y la Panela. Disfruta con nosotros esta singular oportunidad. ¡No te la puedes perder! Por ahora, voy a escabullirme a disfrutar de una helada aguapanela con limón. ¡Hasta la próxima!

Por: Dagoberto Garzón Q.

@Dagho82

Referencias

  1. Panela
  2. Campamento (Antioquia)
  3. Fiestas del Campesino y la panela 2019

Daniela Baptista

1 Comentario

Rebeca***

El 12 de Junio 2019

Y yo voy a escabullirme a disfrutar de una deliciosa cuajada con melado de panela por supuesto..... una verdadera delicia!!!

Dejar Comentario

¡Suscríbete y Gana una Estadía Gratis!

Calendario

agosto 2019
LMXJVSD
« Jul  
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031