LLÁMANOS   (+571) 3228328 - 5260936 whatsapp(+57) 3213024788whatsapp(+57) 3212169961 whatsapp(+57) 3168720838
Fiestas del canasto en Filandia
  • 15/08/2019
  • PorDaniela Baptista
  • Blog
  • 0

Fiestas del canasto en Filandia

¡Hola, de nuevo, amigos de Fincas de Turismo con Fincas en Quindío! Me alegra muchísimo estar una vez más en este espacio especial para seguir descubriendo juntos planes y lugares especiales. Lugares como nuestras Fincas en Quindío que, como te darás cuenta hoy, serán una opción muy atractiva. Como en cada oportunidad buscamos ofrecerte una opción que te deje completamente satisfecho (¡y con ganas de repetir!). Siempre estamos a la caza de los mejores planes, de los lugares más increíbles y de las historias más interesantes. Creemos firmemente que las posibilidades turísticas de nuestro país en Fincas en Quindío son encantadoras y que disfrutar de ellas es un privilegio. Gozar de las ventajas que ofrece en materia turística nuestro país conlleva serias responsabilidades, también.

Sí, en Fincas de Turismo también tenemos una alta estima por nuestras responsabilidades sociales. Por esa razón, en nuestra entrada anterior hablábamos someramente de algunos de los efectos negativos de la tecnología. Cómo por cuenta de la «hiperconectividad» el ser humano, paradójicamente, se ha venido «desconectando» de su propia realidad. Lo que parecía un instrumento fundamental para la comunicación (¡y lo es!), resultó en un aliado inesperado del aislamiento. Evidentemente la culpable no es la herramienta (la tecnología en este caso) sino el empleo que se le está dando. En Fincas en Quindío motivando un manejo racional daría mucho mejores resultados, pero todo depende de la consideración individual, de la responsabilidad propia.

Fincas en Quindío

Un asunto de todos…

Del mismo modo, el cuidado y conservación de los lugares que visitamos como Fincas en Quindío debería ser un compromiso ineludible. Además de ser responsables con la preservación del medio ambiente en los lugares turísticos, convendría que lo convirtiéramos en un hábito. Diariamente nuestro planeta recibe las toneladas de desperdicios que nosotros producimos de forma desmesurada. Los mares están cada vez más saturados de los desechos que, sin clemencia, son arrojados diariamente allí. Las condiciones ambientales están siendo afectadas de forma casi irreversible y la indiferencia solo empeora las circunstancias. Desafortunadamente, una gran parte de la población mundial sigue actuando como si no pasara nada. La conciencia ambiental sigue adormecida entre muchos habitantes de nuestro mundo.

conservación

Son muchos y muy variados los agentes contaminantes de nuestro medio ambiente. Las emisiones de dióxido de carbono, por ejemplo, son causa principal del efecto invernadero y, en consecuencia, del calentamiento global. La nociva calidad del aire también se debe, de manera importante, a este tipo de gases. Sus efectos sobre la salud humana no son menores y se le asocian enfermedades graves y crónicas. La industria y los automóviles cargan con una gran responsabilidad en la emisión de estos contaminantes. Aunque el dióxido de carbono ha estado históricamente presente en grandes cantidades en nuestro planeta, los niveles actuales son excesivos. La revolución industrial convirtió la emisión de este gas en algo constante y, en suma, peligroso.

Podemos, del mismo modo, alertar sobre los contaminantes de los suelos. El uso indiscriminado de todo tipo de químicos para aumentar la productividad agrícola se ha convertido en un problema ambiental grave. Los fertilizantes, pesticidas, plaguicidas, suelen agotar la calidad del suelo y reducir su productividad a largo plazo. Además de esto, las plagas y pestes tienden a generar resistencia a los productos que las combaten. Al hacerse más fuertes estas amenazas, la vulnerabilidad de los cultivos se protege con productos químicos más fuertes. Así, se cae en un círculo que, lo que logra a la postre, es agotar el suelo y fortalecer sus amenazas. Eso y deteriorar las fuentes hídricas a su paso.

contaminantes

Por aire, mar y tierra…

Pero no solo son los productos químicos (de acceso medianamente restringido) los que representan un riesgo para los suelos. Uno de los mayores contaminantes es un versátil producto de uso cotidiano que se encuentra con facilidad y en abundancia. En cualquier hogar es común su utilización en grandes cantidades y en diversas presentaciones. La boyante industria que lo produce sigue creciendo pese a las evidentes dificultades ecológicas que representa. Nos estamos refiriendo (ya lo habrás adivinado, seguramente) al plástico. Un material que se convirtió rápidamente en indispensable por su variedad de aplicaciones prácticas. Aunque existen versiones amigables con el medio ambiente (derivados de almidón o de fuentes renovables), en general, es altamente contaminante.

La mayoría de los productos plásticos son sintetizados a partir de petroquímicos. Así que desde su concepción deja una huella ecológica profunda en el aire y en las fuentes hídricas. Pero el mayor problema ecológico que acarrea este material no consiste en sus métodos industriales de fabricación. Al contrario, es después de su utilización que se convierte en un quebradero de cabeza para el planeta. La versatilidad y duración del plástico (que lo hacen tan apetecible) son, de hecho, sus factores contundentes como agente contaminante. Al ser empleado en tantas y tan diversas industrias, la producción de plástico es, por decir lo menos, exagerada. Estamos «superpoblados» de plástico.

contaminantes

Demasiado de él y por mucho tiempo

Envolturas, envases, accesorios, ropa, zapatos, recipientes… la lista se nos antoja cada vez mayor y podríamos especular que interminable. La cantidad de usos que se le dan al plástico hacen que este material sea prácticamente omnipresente. Justamente por eso su precio es tan asequible y su proliferación tan asombrosa. Pero allí donde reside una de sus grandes fortalezas está también una de sus formidables debilidades ecológicas, como mencionamos más arriba. Su diversidad de usos y precio bajo lo hacen rápidamente descartable. Las toneladas de desechos plásticos que pueblan hoy el mar son un escándalo mayúsculo.

El problema ecológico que implica su acumulación en playas, bahías y hasta en alta mar hasta ahora se está evidenciando. El grave efecto que tiene sobre la fauna es de proporciones inauditas. Tortugas que alojan pitillos en sus fosas nasales, ballenas con sus estómagos llenos de bolsas, peces atrapados en anillos plásticos. La cantidad de basura plástica que reside actualmente en el océano ya ha pasado de ser una simple anécdota. Los daños causados a los ecosistemas marinos ya se están viendo. Y lo peor es que todavía no hay una solución razonable a la vista. Al menos no una que desaloje la mole de desechos que ya están en el mar.

contaminantes

Otra característica esencial del plástico que lo hace muy valorado, pero que ecológicamente es un serio problema es su duración. Este material tarda cientos de años para degradarse y aun al hacerlo queda reducido a pequeños fragmentos que siguen contaminando. Los llamados «microplásticos» son una muestra de este fenómeno. Estas partículas plásticas de menos de 5 milímetros están siendo ingeridos por las especies marinas y causandoles complicaciones gastrointestinales. A causa de esto, las conductas de alimentación, apareamiento y reproducción de estas especies se ven seriamente trastornadas. De otro lado, estas diminutas partículas se mantienen en la cadena alimenticia, llegando incluso a ser consumidas por humanos.

Debemos hacer algo…

Mucho se ha hablado de la disminución en el uso del plástico. Campañas de choque como el cobro de las bolsas en supermercados pueden funcionar. Sin embargo, solo un adecuado despertar personal logrará que reduzcamos nuestra utilización de este material. Es notable que utensilios del pasado vuelven a ser relevantes en esta coyuntura. Reaparecen para combatir desde nuestra cotidianidad el peligro latente del abuso del plástico. Además de las bolsas reciclables, un elemento muy peculiar sale al rescate: el canasto. Habiendo sido usado desde tiempos remotos hoy vuelve a ser una alternativa real y preponderante en la lucha contra la contaminación.

Fincas en Quindio

Curiosamente, el canasto es parte central de una de las celebraciones más emblemáticas en el municipio de Filandia, Quindío. Te invitamos a que no te pierdas las Fiestas Aniversarias y del Canasto en este pintoresco lugar del eje cafetero. Del 16 al 20 de agosto podrás disfrutar de eventos deportivos, muestras culturales y artísticas. Y, por supuesto, podrás apreciar preciosas muestras artesanales en las que el foco principal estará sobre el canasto. ¡Anímate, averigua con nosotros las mejores opciones en nuestras Fincas en Quindío y llévate tu canasto de regreso a casa! ¡El planeta te lo agradecerá!

¡Hasta la próxima!

Por: Dagoberto Garzón Q.

@Dagho82

Referencias

  1. El plástico ha inundado nuestra vida diaria: podemos encontrarlo en envases de productos, ingredientes de cosméticos, el textil de la ropa, materiales de construcción,…
  2. Fiestas Aniversarias Y Del Canasto Municipio De Filandia Agosto 16 Al 20 De 2019

Daniela Baptista

Dejar Comentario