Fincas de Turismo

Alquiler de Fincas siempre en Ofertas

LLÁMANOS   (+571) 3228328 - 5260936 whatsapp(+57) 3213024788whatsapp(+57) 3212169961 whatsapp(+57) 3168720838
Fincas en Cundinamarca
  • 21/10/2019
  • PorDaniela Baptista
  • Blog
  • 0

Halloween en Fincas en Cundinamarca, una dulce experiencia

5
(2)

¡Un cordial y caluroso saludo, amigos de Fincas de turismo! Espero que estén pasándolo muy bien, disfrutando de algunos días de descanso y compartiendo tiempo con sus seres queridos. Para la familia Fincas de turismo siempre es un placer compartir con ustedes los mejores destinos y planes turísticos. En nuestra última entrada les contamos de algunas estupendas opciones para un viaje relámpago al Meta, un lugar fascinante. Confiamos en que hayan podido disfrutar de los preciosos amaneceres llaneros y de la exquisita gastronomía de esta tierra especial. Para esta oportunidad nuestras Fincas en Cundinamarca serán protagonistas, hermosos lugares para disfrutar el final de esta época excepcional. Y es que octubre es famoso mundialmente por la celebración de su último día.

Aunque las decoraciones se mantienen todo el mes, la festividad que lo hace popular se hace esperar hasta el día 31. No hace falta que nos digan que llegó «Halloween». Las telarañas, los monstruos, los esqueletos, las brujas, los disfraces, los colores naranja y negro en cada lugar lo notifican. El comercio se inunda de toda suerte de ornamentos que anuncian la llegada del «mes de las brujas». Bueno, así era conocido hace algunos años. Espero que no tantos, porque me sentiría innecesariamente viejo. La globalización, no obstante, convirtió al vetusto día de brujas en el cosmopolita Halloween. Sí, una versión más elegante, norteamericana (¡desde luego!), y más sofisticada. Una festividad más acorde con estos días que corren; tiempos tecnológicos, artificiales y refinados. Lo básico de la celebración, sin embargo, parece no revestir mayores cambios.

Sigue tratándose de una noche para simular ser otro y comer golosinas, regaladas en la mayoría de los casos. Es el período en el que chicos y grandes se disfrazan y salen a la calle a pedir dulces. Este bien podría ser uno de los cambios sustanciales que se han advertido en la celebración en las últimas épocas. Cada vez son más adultos los que participan activamente, los alquileres de disfraces vuelven a estar al alza. Hasta hace algunas décadas, los que se disfrazaban eran los más pequeños, niños y niñas colmaban las calles enmascarados. Ahora, la fuerte comercialización de la fiesta hace que también los adultos se tomen las ciudades caracterizando a sus personajes favoritos. Una práctica que lleva a cuestas una larga tradición.

Un poco de historia…

Las raíces del festejo de la noche de brujas o Halloween se pueden rastrear en el periodo pagano europeo. Los pueblos celtas celebraban su año nuevo al final de la temporada de cosechas, que coincidía con la proximidad del invierno. Ese periodo de oscuridad y frío era relacionado con el fin de la vida, con la llegada inexorable de la muerte. El paso de un año a otro era para ellos un símbolo de la transición entre la vida y la muerte. Creían que, en este periodo, la separación entre el mundo de los vivos y de los muertos era menor. Los dos mundos se acercaban y desaparecía momentáneamente la división entre ellos, los difuntos regresaban al mundo de los vivos. En definitiva, los espíritus (buenos y malos) visitaban las casas de las personas.

 

Halloween

La preparación para esta jornada con el más allá era variada y la religión druida daba algunas instrucciones al respecto. Además de los homenajes a los familiares fallecidos, existían rituales para alejar a los espíritus malignos. El uso de máscaras y disfraces tenía por objeto ahuyentar a las entidades que procuraban dañar a los desprevenidos. Los sacerdotes druidas solían actuar como «médiums» para transmitir mensajes de los espíritus a sus familiares. Estas prácticas espiritistas estaban acompañadas de grandes y suntuosos banquetes en honor a los difuntos. Los que más gozaban de la comida eran los sacerdotes que oficiaban el ritual, ¡claro!

Con la llegada del imperio romano, primero, y del cristianismo después, estas prácticas fueron absorbidas y paulatinamente asimiladas. Fue el papa Gregorio IV quien instituyó la celebración del día de «Todos los Santos» el primero de noviembre. Esta festividad venía observándose hacía un par de siglos en el mes de mayo, el cambio representó un acto de pragmatismo. Los meses calurosos eran un riesgo de salud pública por las conglomeraciones. Las multitudes que llegaban a Roma a principios del invierno para conmemorar la fiesta representarían un peligro menor. Así, muchas de las prácticas celtas y su religión druida se amalgamaron con las celebraciones romanas y católicas. La fiesta de Todos los Santos tenía en su víspera la ocasión ideal para mezclarse con las antiguas creencias druidas.

Durante la noche se mantenían muchas de las costumbres celtas y, al día siguiente, se conmemoraba a los mártires cristianos. ¡Todos felices!

 

Fincas en Cundinamarca

Al nuevo mundo…

Los inmigrantes irlandeses trajeron a Norteamérica la costumbre de celebrar la noche previa al día de Todos los Santos. Se cree que los irlandeses introdujeron la costumbre de tallar las calabazas con velas dentro de ellas. Esta tradición está basada en la leyenda de «Jack el tacaño», un espíritu con una linterna que vaga buscando reposo.

Se cuenta que Jack engañó y encerró al Diablo y solo lo liberó cuando este le prometió no llevarse su alma. Cuando Jack muere, no tiene acceso al cielo pues había sido un hombre malvado. En virtud de la promesa que el Diablo le hiciera, el espíritu de Jack es rechazado también en el infierno. Ahora vaga buscando reposo, sosteniendo una linterna hecha de una calabaza tallada y una brasa que nunca se apaga. Con el paso del tiempo, se popularizó la costumbre de tallar el rostro de Jack en la calabaza.

 

Halloween

Pero la calabaza no fue la única costumbre que se arraigó en el continente americano. Los disfraces de espíritus que luego serían de fantasmas y monstruos. Y la tradición de pedir dulces por las casas vecinas con el famoso «Trick-or-treat», truco o trato. Esta costumbre deriva directamente de la festividad celta y de una de sus leyendas. Se decía que entre los espíritus que visitaban las casas esa noche, había uno malévolo que proponía justamente eso. Truco o trato, era lo que planteaba el fantasma. Se aconsejaba siempre hacer el trato, porque si al malévolo le permitían hacer el truco desataba toda su furia. Desde enfermar a la familia, pasando por maldecir la casa o matar los animales; el resultado del truco era devastador.

El «Trick-or-treat» moderno se traduce como «dulce o travesura», una versión menos drástica que la de su origen. Si el dueño de casa se niega darles dulces a los niños, puede ser víctima de alguna broma pesada. Generalmente se trata de arrojarle huevos a la puerta del que no quiso compartir las golosinas.

 

Fincas en Cundinamarca

Descansando en Halloween…

Como te contamos más arriba, la celebración del día de brujas es cada vez más popular entre los adultos. Las ciudades se atiborran de personajes fantásticos que cobran vida como los espíritus de la época celta. Hay quienes disfrutan del colorido y la excitación de esa noche, algunos otros se sienten asfixiados por la festividad. Ya sea que quieras salir a divertirte o que prefieras pasar una jornada más tranquila tenemos un plan para ti. Nuestras Fincas en Cundinamarca son una excelente opción para aislarte tranquilamente de la noche de brujas. Podrás disfrutar de la paz y el silencio del campo sin las perturbaciones de la celebración de Halloween.

Pero si lo que buscas es un lugar donde celebrar de forma agradable y privada, no te desanimes. Nuestras Fincas en Cundinamarca siguen siendo tu mejor opción para una inolvidable fiesta de disfraces. Comparte con tus seres queridos, con tus amigos y familiares y pasa una noche de Halloween memorable. Llámanos y haz ahora mismo tu reservación.

¡Hasta la próxima!

Por: Dagoberto Garzón Q.

@Dagho82

Referencias

  1. Halloween
  2. Jack-o’-lantern

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Daniela Baptista

Dejar Comentario

WhatsApp Contactanos por WhatsApp