LLÁMANOS   (+57) 3213024788 - 3212169961   (+57) 3228328 - 5260936 Llama ! whatsapp316 87 20 838 - (+34)602694170
villavicencio-09-01-2018-min
  • 9 enero, 2018
  • Porcontacto@fincasdeturismo.com
  • Blog
  • 0

La Puerta al Inmenso Oriente Colombiano.

La Puerta al Inmenso Oriente Colombiano.
5 (100%) 16 votes

Villavicencio es la mejor invitante de una vasta región orgullosa de conservar sus costumbres y de vibrar al ritmo de un joropo. Es una ciudad arraigada a sus tradiciones pero proyectándose como una ciudad moderna. Villavicencio  o más familiarmente Villavo, aprovecha la fortuna de ser la puerta de ingreso a toda la inmensidad de los llanos Orientales de Colombia.

La ciudad de Villavicencio comenzó a escribir su historia desde la primera mitad del siglo XVIII y aunque la preservación de su cultura y su folclor parecen detenerla en el tiempo, su crecimiento como centro urbano en la actualidad es evidente.

El arraigo a su folclor es una de las virtudes que los  villavicenses disfrutan desprevenidamente aunque estén inmersos en su cotidianidad. Esa sensación  la pude percibir claramente el visitante al adentrarse por todo el departamento del Meta y los que le circunda: Casanare, Arauca, Vichada, Guaviare,  unidos por la música y las costumbres  que hacen que los habitantes se sientan  parte de una sola provincia gigante y sin frontera en el inmenso  oriente colombiano.

Villavicneico--22-min

La capital de Villavicencio, también conocida como la Puerta del Llano, es el acceso principal  a región en la que se palpa claramente la influencia de la cultura llanera venezolana. La integración  de los dos países que parecen una solo cuando suena un joropo al pie de unas excelentes Fincas para Alquilar.

Cuando se hacen los trabajos del llano, cuando  hay torneos de coleo y cuando aflora la actitud franca, recia y alegre, propia de los llaneros. Toda la tradición  musical ha pasado sin obstáculos de generación en  generación. Muchos de sus herederos tocan con destreza los instrumentos de arpa que parecen que en algunos doblan su tamaño y triplican su peso, lo hacen con tanta propiedad que se han dedicado muchos años  a sacar las notas más puros de este bello instrumento, más representativo de los llanos.

Hay cientos de niños que al oír desde las cunas los acordes del joropo se han dejado llevar espontáneamente por el encantamiento de su sonido. Encontramos individuos de todos los periodos, especialmente los niños, que se hallan en programas de los nuevos artistas musicales del llano, participando y ganando concursos, gracias a la sonoridad de un arpa que se toca con virtuosismo desde pequeños e integran con otros instrumentos como las semillas de los capachos que llevan dentro las maracas, todo eso hace una canción infaltable en ese ritmo musical.

Es la integración familiar entre abuelos, padres, hijos, nietos, tíos, quienes se convierten en los primeros tutores de los jóvenes artistas de los niños llaneros. La música llanera nos conquista los oídos, pero ninguno lo conmueve tanto como el sonido del arpa.

Tenemos que completar a la visita a Villavicencio, en donde se sienta el parentesco del llano, en la cual todos somos idénticos a un pueblo, aunque tengamos raíces de otros departamentos llaneros y queremos seguir bailando para llegar a ser profesional y quizás algún día ir a algún concurso de joropo en Venezuela, representado a mi región.

villavicnecio-22-1-min

El arraigo  de la cultura llanera, está viva en Villavicencio y en las diferentes Fincas para Alquilar, cuando suena un  joropo y los soberbios atardeceres llaneros armonizan con los sombreros de alas anchas de los hombres y las coloridas faldas con boleros que usan las mujeres. Al compás de la música surgen las pareja, que bailan en plazas o establecimientos; personas de todas los años y condiciones sociales.

No  existe evento en Villavicencio, desde reinados hasta torneos de coleo, en los que la música no sea protagonista. No es raro  entonces que muchos niños,  jóvenes y viejos sepan interpretar uno más instrumentos o que conozcan milimétricamente los pasos típicos de su  música, esa que suena hasta en las más modernas discotecas.

Y es que si en la mayoría de centros urbanos del país la rumba se asocia con el vallenato, el rock, el regueton o lo sonidos electrónicos, en la capital del Meta, da gusto ver como los parrandones llaneros se llenan los fines de semana con  lugareños y visitantes que quieren tomarse unos tragos de aguardiente llanero, disfrutando de espectáculos en los que se interpretan en vivo el arpa, las maracas y el cuatro.

Esa misma música que emana de los instrumentos típicos, suena en sus casas, en los parques, en las fiestas, y entre estas últimas, cada mes de junio  hay una dedicada a la cultura musical que ha hecho famoso los llanos: El torneo Internacional del Joropo. Cuyo aventó central, el joropodromo, es un espectáculo en el que se cerca de mil bailadores de diferentes municipios y academias folclóricas de todo el departamento que se toman las  calles de la ciudad.

Villavicencio son labores del llano y coleo, el apego a las tradiciones, no solo se refleja en el aspecto musical. Costumbres como el coleo son actividades infaltables para los llaneros y también están presentes en todas sus fiestas.

El coleo,  ahora reconocido  como deporte, es todo un espectáculo para propios y ajenos en que él se tumba un novillo, la res o el toro para marcarlo. El buen coleador debe ser excelente jinete para alcanzarlo, tomarlo por la cola, a adelantarlo, halarle muy fuerte para hacerle perder el equilibrio y tumbarlo, siendo este el momento culminante del coleo.

Otras actividades que encontramos en Fincas para Alquilar, propias de la zona en el trabajo del llano, lo mismo que con el coleo, se comenzaron hacer torneos sobre algo tan tradicional como las faenas diarias que tiene que hacer un vaquero en los distintos establos ganaderos, como : “el ordeño de la vaca mañosa”, “la monta del toro matrero”, “la monta del potro  cerrero”, “la enlazada y herrada del becerro”, “la monta del potro cerrero” y “la carrera de caballos a pelo”, son algunas actividades que ponen a prueba la habilidad y fuerza de los vaqueros.

Villavicencio es una ciudad tradicional y moderna, sin dejar de lados todas sus actividades autóctonas, en las ultimas décadas la ciudad se ha fortalecido como centro urbano  y forma parte de una de las regiones más prosperas y representativas económicas para el país por su abundancia agrícola, ganadera y petrolífera.

Además de tener diferentes centros comerciales que hablan de su desarrollo económico y comercial, mientras la biblioteca German Arciniegas, abierta desde el año 1997, es un importante centro cultural que busca fomentar el desarrollo de la ciencia y el arte de la religión.

La ciudad cuenta su historia  a través de plazas como la de los libertadores que data de 1840, cuando se inauguró el centro  antiguo, el mismo  donde se encuentra desde 1894 la catedral de Nuestra Señora del Carmen y donde levantaron posteriormente importantes edificios como la Gobernación  y el Banco de la Republica.

Otro sector por conocer es la Glorita de la Grama, con la gran fuente luminosa “Caño Cristales” que enmarca el ingreso a Villavicencio por la antigua carretera del llano.  A solo dos calles de allí se encuentra la iglesia  que lleva el mismo nombre  y que es una de las más visitadas por los habitantes de esta ciudad.

villavicnecio--22-min

Villavicencio lo podemos visitar de parque en parque, ya que la capital ha realizado importantes inversiones en los últimos años en grandes obras urbanísticas para estar a la altura de otras ciudades y atraer mayor cantidad de turistas. Es Uno de los sitios más atractivos, con gran aporte a la recreación pasiva y al  espacio público, es el Parque Fundadores, abierto desde el año 2001, cuya glorieta central se encuentra la última escultura que realizo el artistas Rodrigo Arenas Betancur.

A partir de la escultura,  el parque se repliega en senderos en ladrillos y amplias zonas verdes con jardines, juegos didácticos, plazoleta para gimnasia y una réplica del paisaje llanero con un morichal  bañado por una quebrada. El espacio  más llamativo es la fuente luminosa de espejos de agua, se  aprecia con más belleza al caer la tarde cuando apenas se encienden las luces.

Para aprovechar otro día en el oriente colombiano, nada mejor que durante la mañana desplazarse por la vía a Restrepo hasta el Bioparque los Ocarros, llamado así por una especie de armadillo gigante de la región. Al recorrer durante una hora y media con el acompañamiento de guías especializados, los múltiples caminos y rodear un inmenso lago central, se puede conocer lo más importante de la flora y la fauna de la Orinoquia Colombiana como: jaguares,  cocodrilos, aves, diferentes mamíferos, osos de anteojos y otras especies originarias de esta zona del país.

Además el  parque cuenta con un serpentario y un mariposario y si se trata de pasar un buena tarde llanera, el Parque de las Malocas,  a cinco kilómetros de Villavicencio, es una réplica de un hato llanero donde se puede conocer de primera mano  la vida cotidiana y las tradiciones del campo de esta región. Una manga de coleo, un corral para el trabajo del llano, además de una muestra importante de ganado y caballos dispuestos para las cabalgatas de los visitantes; son  parte de este programa didáctico y divertido  por el que solo se paga una cómoda suma para el ingreso. El lugar cuenta también con un amplio restaurante para degustar los platos típicos de la región acompañados de los sonidos de todas las vertientes rítmicas del joropo.

En Fincas para Alquilar ofrece un variado portafolio a lo largo y ancho de su geografía, trayendo siempre sus costumbres autóctonas ligadas a la música de esta región.

 

contacto@fincasdeturismo.com

Dejar Comentario