LLÁMANOS   (+571) 3228328 - 5260936 whatsapp(+57) 3213024788whatsapp(+57) 3212169961 whatsapp(+57) 3168720838
Fincas en Alquiler
  • 10/04/2019
  • PorDaniela Baptista
  • Blog
  • 0

Semana Santa: Una historia de origen

Semana Santa: Una historia de origen
5 (100%) 4 voto[s]

¡Hola, amigos míos, familia de Fincas de Turismo! Seguramente estarán (¡como yo!) ultimando detalles y haciendo maletas para la escapadita de Semana Santa. Con nosotros puedes encontrar las Fincas en Alquiler que más te convengan para tu viaje. Ya estamos contando los días (¿te pasa igual?), escogiendo la ropa y los zapatos necesarios, revisando cada pequeño detalle. No podemos dejar nada librado al azar, esta semana de vacaciones se debe aprovechar al máximo. Así que los pormenores deben quedar muy bien resueltos y dirimidos, de esta forma la tranquilidad quedará asegurada.

En nuestra entrada anterior abordamos el tema del descanso en la Semana Santa. Te aseguramos nuestra ayuda para encontrar las mejores opciones de Fincas en Alquiler . Le dimos un ligero repaso a la historia para rastrear el origen de esta celebración. Así, por ejemplo, recordamos que es mucho más antigua que la tradición católica cristiana a la que aludimos generalmente. Pudimos establecer que se remonta a la festividad de la Pascua judía (Pésaj), conmemoración de independencia de aquel pueblo bíblico.

Vamos al origen…

Quizás conozcas la historia, una epopeya que empezó con la comisión divina a un apocado Moisés, ahora pastor de ovejas. Y digo «ahora», porque como recordarás (¡hasta Disney hizo película!), Moisés fue príncipe en Egipto, heredero al trono del imperio.

Con todo, la formación judía del joven príncipe lo llevó a decidir buscar la liberación de su pueblo de nacimiento. Aunque egipcio por adopción, Moisés seguía siendo judío y quiso usar la fuerza (dado su adiestramiento militar) para liberarlos. Los hebreos habían ido a vivir a Egipto bajo la protección de José, primer ministro e hijo perdido de Jaocb. Pasada toda aquella generación de José, sus descendientes terminaron convirtiéndose en esclavos de los egipcios. El cambio de estatus fue gradual y comenzó con el alto pago de impuestos al gobierno local. El sistemático deterioro de las finanzas hebreas por cuenta de los tributos los fue empobreciendo hasta convertirlos en esclavos.

En esta condición estaban los israelitas cuando Moisés quiso hacerse cargo del asunto, pero su plan no resultó como esperaba. El asesinato de un egipcio en defensa de un hebreo no lo catapultó como héroe entre los esclavos, al contrario. La autoridad del príncipe se iba desmoronando ante hebreos y egipcios por igual y, previendo represalias imperiales, se exilió. De este modo terminó en el desierto pastoreando ovejas, que no eran suyas, por cierto. Se casó con una mujer madianita, cuyo padre (el suegro de Moisés) tenía bastantes ovejas, las que terminó cuidando Moisés.

Una difícil liberación

Ahí fue donde comenzamos el relato de hoy, en medio del desierto y de la (aparentemente) malograda vida de Moisés. Es entonces cuando recibe la comisión de ir (ya sin ejército o fuerza militar alguna) a liberar a su pueblo. Luego de un largo cúmulo de disculpas que van siendo despachadas con argumentos y señales milagrosas, Moisés acepta ir. La consiguiente liberación de Israel es un tema que ha inspirado libros, poemas, películas, y sigue siendo tema de inspiración. Seguro lo habrás visto en la televisión, el clásico de cada Semana Santa: Los 10 mandamientos. Ese filme inolvidable (además porque la pasan siempre) con Charlton Heston en el papel estelar de Moisés.

Porque lo que se narra de este suceso es impresionante y se necesita de toda la imaginación de que dispongamos. El expríncipe (¡expastor, también!) regresa a Egipto y confronta al Faraón para que deje libre a su pueblo. El relato se va haciendo cada vez más intenso, Moisés va tomando confianza ante cada nuevo respaldo de Dios. Por otro lado, el orgulloso rey de Egipto se va haciendo más obstinado cada vez. La historia sigue un patrón: Moisés exige la liberación, el Faraón se niega, cae una plaga, el rey pide clemencia. Una vez la plaga se retira, el Faraón reincide manteniendo esclavizado al pueblo y el «tira y afloje» comienza de nuevo. Bueno, hasta que cae la décima y última plaga, la más terrible y descorazonadora: la muerte de todos los primogénitos. Ese suceso, esa noche de liberación, configura la celebración de la Pascua, (¡no crean que nos habíamos olvidado del tema!).

Más cosas en común

Curiosamente hay ciertos aspectos de aquella primera Pascua que guardan relación con la celebración actual, aunque no sean tan evidentes. Pese a que aquella noche hubo terror en el país de Egipto, la historia refleja el plan para los israelitas. Primero debían hacer una cena familiar, consistente en un cordero asado (nada mal, ¿eh?), debían comerlo completo. Aquí viene algo significativo, si la familia era muy pequeña para una cena de tal magnitud, podía unirse con otra. De este modo la celebración ya no era exclusivamente familiar, sino que podía extenderse a los vecinos y amigos. El cordero era la representación de la protección divina para la familia, amigos y vecinos, que concurrieran a la cena.

Adicionalmente, debían comer aquella cena de pie, vestidos y calzados, listos para el trayecto que iban a emprender pronto. La anhelada liberación estaba muy cerca, esa cena pascual sería la última como esclavos, la primera como seres libres. La expectativa del viaje debía manifestarse en su premura para comer, en su indumentaria, listos para partir a la emancipación. Los trágicos sucesos de esa noche precipitaron el desenlace, el pueblo hebreo abandonaba Egipto con rumbo a su libertad. Aquí es necesario hacer una precisión con respecto a los recién liberados esclavos: en realidad, no eran un «pueblo».

Cuando llegaron a Egipto, como anotamos más arriba, eran apenas la familia del primer ministro egipcio de la época, José. Una familia numerosa, «los hijos de Israel», pero no un «pueblo» en el riguroso sentido de la palabra. El paso de los años (¡siglos!) los hizo crecer demográficamente de forma significativa, se multiplicaron en la tierra de Egipto. Dicho sea de paso, este fue uno de los motivos para que empezara la opresión en su contra. Quien detentaba el poder temía que los hebreos se lo arrebataran belicosamente, al ser numerosos contaban con una ventaja estratégica. Así que decidió someterlos bajo el cruel yugo de la esclavitud, lo que en efecto ocurrió. Para entonces los hebreos ya eran suficientes para ser un «pueblo», pero su condición social (esclavos) no lo permitía.

Prepárate y celebra tú también

Así, esa noche de Pascua, la crecida familia de Israel, los ignotos esclavos de los egipcios se estrenaban como nación. Al salir de Egipto como hombres y mujeres libres, ahora eran el pueblo de Israel, un estado nuevo. Al igual que hemos hecho tú y yo, sus preparativos para el viaje fueron consultados una y otra vez. No debían dejar ningún pequeño detalle librado al azar, cada formalidad debía ser escrupulosamente verificada; todo se hacía con precisión. El viaje fue una ocasión festiva y familiar, pero también una oportunidad para estar con amigos y vecinos. El Éxodo de Israel, su día de independencia y liberación, se convirtió, ante todo en una fiesta íntima y familiar.

Por eso, una vez más te invitamos a pasar esta Semana Mayor en compañía de tus amados. Es una ocasión propicia para reflexionar y agradecer por todas las cosas buenas que muy a menudo damos por descontadas. La vida, la salud, el trabajo, la armonía familiar, regalos diarios que suponemos inextinguibles y que advertimos cuando faltan. Esta es una oportunidad maravillosa para compartir tiempo en cantidad y calidad con las personas que iluminan nuestra vida. Una semana para disfrutar juntos y con gratitud, en libertad y con alegría, a fin de regresar con las baterías recargadas. Contáctanos, reserva ya alguna de nuestras Fincas en Alquiler y haz de esta Semana Santa una experiencia para repetir.

¡Hasta la próxima!

Por: Dagoberto Garzón Q.

@Dagho82

Referencias:

  1. Los diez mandamientos (película de 1956)

Daniela Baptista

Dejar Comentario

¡Suscríbete y Gana una Estadía Gratis!

Calendario

junio 2019
LMXJVSD
« May  
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930